COMORBILIDAD EN ADICCIONES

  • por
COMORBILIDAD-ADICCIONES

 Te contamos más acerca de la comorbilidad

La “comorbilidad” es un término que se utiliza cuando una persona padece dos o más trastornos o enfermedades, ya sea al mismo tiempo o que se presente uno después del otro. El término comorbilidad también hace referencia a las posibles interacciones entre las enfermedades o trastornos, dicha comorbilidad puede provocar que dichas enfermedades o trastornos empeoren. Gracias a los reportes de diferentes clínica en adicciones a nivel mundial, junto con estudios médicos y científico es que hoy sabemos más sobre esta comorbilidad.

Teniendo lo anterior en cuenta, las adicciones han sido catalogadas como una enfermedad mental, ya que cambia las necesidades y deseos normales de la persona adicta y los modifica por prioridades relacionadas con la búsqueda y el consumo de la sustancia psicoactiva (droga). Esta afectación
cerebral provoca comportamientos compulsivos que debilitan la capacidad de controlar
impulsos, tal como ocurre con otros trastornos mentales.

Seguramente conoces a alguien que presenta trastornos mentales que antes no tenía una vez que lleva tiempo consumiendo drogas o al revés, es probable que sepas de personas que a raíz de sus trastornos mentales iniciaron a consumir drogas. De acuerdo a diversos estudios se sabe que casi la mitad de las personas que sufren alguna enfermedad mental también sufrirán de algún otro trastorno derivado del consumo de drogas en algún momento de su vida. Siendo los trastornos más comunes la depresión y la ansiedad. Es importante mencionar que es difícil para los médicos y especialistas en
adicciones saber que se presentó primero, es decir, si el trastorno mental o el consumo de sustancias psicoactivas, ya sean legales o ilegales.

Sin embargo, se han logrado detectar algunos elementos en la comorbilidad en adicciones:

El primero son los factores de riesgo comunes presentes tanto en una enfermedad mental como en los trastornos por consumo de drogas.
Nos referimos a la genética, un factor de riesgo común que se presenta en ambos problemas. Hay un gen específico que eleva la probabilidad de padecer una enfermedad mental si se consumen drogas como por ejemplo la marihuana; y también un gen es el responsable de determinar cómo reaccionará la persona cuando consume determinada sustancia. Lo mismo sucede con trastornos como la depresión, ahora se sabe que hay genes que determinan el que una persona sea más vulnerable que otras a padecer dicho trastorno.

Por otro lado, diversos estudios han revelado que hay ciertas condiciones de salud mental que son un factor de riesgo para consumir drogas y generar una adicción. Es común que personas con depresión utilicen sustancias psicoactivas para sentirse mejor, tales como el alcohol, la marihuana o la cocaína entre otras. La adicción a dichas sustancias en gran medida es generada por los cambios que la persona padece a nivel cerebral, lo que hace que el efecto gratificante de la droga sea más intenso que en una persona sin enfermedades mentales.

Finalmente se ha encontrado que aquellas personas que consumen drogas se encuentran en un grave riesgo de generarse una enfermedad mental. Nuevamente, en este caso, encontramos que al modificarse la estructura cerebral debido al consumo de drogas, la persona es más propensa a desarrollar alguna o varias enfermedades mentales, y si a esto añadimos la genética, cuando hay un
historial en la familia de enfermedades mentales, la comorbilidad al consumir drogas aumenta significativamente.

Es por ello que incluso el consumo experimental de cualquier sustancia psicoactiva puede ser suficiente para desencadenar problemas de adicción y de desarrollo de trastornos mentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *