TERAPIAS ALTERNATIVAS EN EL TRATAMIENTO DE LAS ADICCIONES: MINDFULNESS

¿Cuál es la mejor terapia en adicciones?

Si existiera una terapia efectiva contra la enfermedad de las adicciones nuestro mundo no sufriría las consecuencias de esta terrible enfermedad. No existe como tal una terapia que, por sí sola, de alivio a esta enfermedad, pero sí existen tratamientos multidisciplinarios que brindan soluciones efectivas desde diferentes frentes.

En los últimos años, la ciencia ha volteado su mirada hacia las llamadas terapias alternativas, encontrando en ellas resultados positivos, comprobables y alentadores en el tratamiento de las adicciones.

El Centro Ivatad Valencia Adicciones (2021), define las terapias alternativas en la rehabilitación en adicciones de la siguiente manera: “Son técnicas que, junto a la terapia de grupo o la terapia individual, permiten consolidar la restauración del estado de salud. Muchas de ellas ofrecen grandes beneficios, no solo en el aspecto puramente físico, sino además en el plano psicológico, emocional, o incluso espiritual de la persona”.

Es así que existen una gran diversidad de dichas terapias como la hipnosis, acupuntura, arteterapia, musicoterapia, aromaterapia, meditación (diferentes técnicas), yoga, reiki, reflexología, equinoterapia, ayurveda, temazcal, entre otras. Terapias que han sido expuestas al escrutinio de la ciencia y de donde han salido bien calificadas.

En esta búsqueda de soluciones para la enfermedad de la adicción, se han explorado algunas técnicas de meditación, en particular la práctica de mindfulness. Misma que se ha utilizado con éxito en la rehabilitación de personas adictas, mejorando y reforzando los tratamientos tanto médicos como alternativos que sigue quien se encuentra en un proceso de rehabilitación en adicciones. También se encontró que dicha práctica ha sido aplicada en diferentes países, incluyendo el nuestro, para mejorar el rendimiento académico, el acoso escolar y modificar el clima violento que en muchos colegios se presenta, reportándose mejoras en cada sector, tanto a nivel individual como de la comunidad.

En el Centro de Recuperación en Adicciones Akasha, como parte de nuestro modelo de tratamiento, nuestros usuarios practican diferentes técnicas de meditación, entre ellas, el mindfulness.

¿Pero qué es el mindfulness?

Para fines prácticos tomaremos la definición generado por Ramos, Recondo y Enríquez (2012):

Al hablar de mindfulness nos referimos a una práctica milenaria que consiste en: La atención mantenida y no valorativa sobre la experiencia tal y como es en el momento presente, sin juzgarla, sin evaluarla y sin reaccionar a ella.

Esta definición integra elementos clave para la comprensión de lo que es la atención plena: experimentar el momento presente con todos los sentidos y habilidades, sin perseguir ningún otro objetivo.

De tal manera que la práctica del mindfulness abre la posibilidad de comprender de una mejor manera nuestro entorno y nuestro mundo interno, elementos que como veremos más adelante son clave en el desarrollo de habilidades personales, sociales e incluso profesionales.

¿Cómo puede ayudar la práctica del mindfulness en el tratamiento de adicciones?

Para responder esta pregunta, tenemos que entender primero el concepto de inteligencia emocional y su importancia en el comportamiento humano.

García-Bullé (2021) menciona al respecto de la inteligencia emocional:

Cuando hablamos de inteligencia emocional (IE), nos referimos a la habilidad de entender, usar y administrar nuestras propias emociones en formas que reduzcan el estrés, ayuden a comunicar efectivamente, empatizar con otras personas, superar desafíos y aminorar conflictos.

Un nivel alto de inteligencia emocional nos permite forjar relaciones sanas y equilibradas dentro del núcleo familiar, en la escuela y en el trabajo. También es la herramienta básica para la autocrítica positiva, un recurso muy útil para aproximarnos sin juicio a nuestras propias cualidades y áreas de oportunidad con un propósito de mejora.

Además, debemos tener presente los cinco pilares del modelo de Goleman para inteligencia emocional: autoconciencia, autorregulación, motivación, empatía y habilidades sociales.

Ahora, los beneficios del mindfulness y el contar con una sana inteligencia emocional impactan directamente en el tratamiento de adicciones cuando observamos, por un lado, aquellos factores que pueden desencadenar una adicción y por otro, cuando hablamos de las herramientas de vida que el adicto debe desarrollar como parte de su rehabilitación y que lo llevaran superar dicha enfermedad. Factores y habilidades que se ven potenciados por la práctica de técnicas de meditación, en este caso, el mindfulness.

Los Centros de Integración Juvenil A.C. (CIJ) han tomado para el desarrollo de sus diferentes programas de atención y prevención en el consumo de drogas, un grupo genérico de diez destrezas (habilidades) relevantes psicosociales en niñas, niños y jóvenes detectadas por la División de Salud Mental de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que son:

  1. Autoconocimiento.
  2. Empatía.
  3. Comunicación asertiva.
  4. Relaciones interpersonales.
  5. Toma de decisiones.
  6. Solución de problemas y conflictos.
  7. Pensamiento creativo.
  8. Pensamiento crítico.
  9. Manejo de emociones y sentimientos.
  10. Manejo de tensiones y estrés.

De acuerdo a Mangrulkar, Whitman y Posner (2001), citados por CIJ (2006):

Estas habilidades han demostrado ser eficaces, no sólo en la prevención del consumo de drogas, sino en una amplia gama de conductas de riesgo en niños y adolescentes, como la prevención del embarazo precoz e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) –incluyendo al VIH-SIDA–, y la prevención de la violencia, entre otras.

Lo anterior no queda limitado a niños y adolescentes, cuando éstas habilidades no se han desarrollado de manera satisfactoria, el adulto puede refugiarse en el consumo de sustancias para lidiar con la frustración personal y profesional. Cuando un individuo no puede gestionar sus emociones, el estrés de la vida diaria, las tensiones; así como la incapacidad de comunicarse asertivamente y poder comunicar sus emociones de manera efectiva y afectiva, entonces se puede desarrollar la enfermedad de la adicción.

Y una vez que se tiene esta enfermedad, las habilidades que se han mencionado, son clave para que el adicto deje de consumir. Una vez que logra incorporar en su persona las herramientas que le permiten entender y gestionar sus emociones, las presiones externas en su trabajo, en sus relaciones personales, en la sociedad en la que vive, solo entonces el tratamiento multidisciplinario para tratar su enfermedad da resultados, y sobre todo, mantiene esos resultados a través del tiempo, evitando recaer en una adicción.

Tomando en cuenta todo lo anterior, queda claro el por qué el uso de técnicas de meditación como el mindfulness, se convierten en una terapia efectiva en el tratamiento de adicciones. Pero debemos tener claro que, el mindfulness por sí solo no daría los resultados esperados en un tratamiento en adicciones, debe ser parte integral de todo un modelo que engloba lo médico, psicológico, psiquiátrico, mental y espiritual.

En Akasha contamos con modelo integral de tratamiento en el cual utilizamos diferentes terapias alternativas que refuerzan y apoyan las terapias psicológicas, médicas y psiquiátricas que nuestros especialistas en adicciones emplean en la rehabilitación de nuestros usuarios.

También te puede interesar: ¿EN DÓNDE INTERNAR A MI HIJO O FAMILIAR ADICTO?

Referencias Bibliográficas

Centro Ivatad Valencia Adicciones. (2021). Las Terapias Alternativas de adicciones: mejorando el tratamiento. https://www.valenciaadicciones.es/terapias-alternativas-de-adicciones/
CIJ, Centro de Integración Juvenil (2006) Habilidades para la vida. Guía para educar con valores. CIJ. México. http://www.sev.gob.mx/prevencion-adicciones/files/2013/02/Libro-Habilidades-para-la-vida.pdf
García-Bullé Sofía. (2021). ¿Qué es la inteligencia emocional y por qué necesitamos enseñarla? Observatorio. Instituto para el futuro de la educación. Tecnológico de Monterrey.
https://observatorio.tec.mx/edu-news/inteligencia-emocional
Ramos Natalia, Olivia Recondo, Héctor Enríquez (2012). Practica la Inteligencia Emocional Plena. Mindfulness para regular nuestras emociones. Primera Edición. España. Editorial Kairós, S.A.